jueves, 16 de agosto de 2007

EL PRIMER CUENTO QUE ESCRIBO EN MI VIDA ESPERO OS GUSTE

La princesa era una chica muy guapa y no entendia porque el rey no le hablaba nunca hasta que un dia se lo pregunto y le dijo:

-Porque te deseo. Cuando te miro me pongo muy cachondo.

La princesa se quedo como rara y huyo pero no le dijo nada al principe pero cuando el principe y la reina se fueron de viaje ella entro en el castillo del rey y le dijo:

-Estamos solos y quiero ver tu gusanito

Y se acostaron y el rey estaba super bueno y a ella le gusto mucho lo que el le hizo asi que cada vez que se iban de viaje el principe y la reina el iba a su castillo a follar. Hasta que un dia el mayordomo les vio y espero a que el rey terminara de follarsela y luego cuando estaba sola le dijo:

-Si no me dejas que te la meta se lo digo a la prensa.

Y desde entonces la princesa se follaba en el mismo dia al rey y luego al mayordomo y fue feliz para siempre.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

ke fracasado eres ezcritor. Esta pagina es tuya y seguro que todas tus historias son mentira sigues siendo un pajero como hace años.

DieBeck dijo...

...y seguro que todas tus historias son mentira...

Juasssss, me parto....cacho vis cómica tiene el colega!

PD: Vivan las pajas!

Anónimo dijo...

magdalena. soy de castellon. soy un chico ingeniero de telecomunicaciones, aunque de vez en cuando escritor tambien.
me gustaria conocerte y follarte. te lameria todo el coño.
que me dices?

Anónimo dijo...

tengo 24 años por cierto..

El Tendero Sociópata dijo...

Ah...se pueden hacer peticiones?

Pues a mí también me gustaría conocerte. Para atarte y metértela por el culo. Y cogerte por la coleta y metértela hasta la garganta. Y cuando las arcadas te sobrevinieran, te taparía la nariz para que, en un acto reflejo, tragaras más profundamente mi polla.

Ya verías lo bien que nos lo íbamos a pasar.

Que me dices? Te apetece quedar para ser vilmente ultrajada?

Anónimo dijo...

eres una desgrasia para la literatua
buelve a tu nundo lleno de estupideses y sin sueños (la calle)